We have moved!

The bigger, better, brand new DAPA blog is here (link)


Please note this Blog is not updated anymore.

We have moved! -- CLICK HERE --
Decision and Policy Analysis Research Area – DAPA

‘El campo es una aventura’: una mirada a la variabilidad climatica desde Santander, Colombia

English version

De Genowefa Blundo Canto & Lisset Perez.

El aumento de la variabilidad del clima, las sequías y la falta de información agroclimática a nivel local representan un gran desafío año tras año para los agricultores en Colombia. En el marco del proyecto AGROCLIMAS* se está llevando a cabo un estudio participativo sobre el flujo de información y los ciclos de toma de decisiones de los productores de maíz y frijol, con el objetivo de entender:  ¿De quien reciben información (climática, de precios, técnica etc.)?, ¿Cómo la reciben?, y ¿Cuáles son las brechas en la demanda de información relacionada con la toma de decisiones?.

La metodología se basa en talleres con grupos de agricultores y entrevistas con informantes claves de las comunidades, para mapear los actores involucrados en el flujo de información y toma de decisiones relacionadas a los dos cultivos de interés del proyecto. En el caso de Colombia, se está trabajando con agricultores de los departamentos de Santander para frijol arbustivo, Tolima y Córdoba para maíz. En cada departamento se escogieron diferentes zonas para tener una visión amplia de los métodos de producción, diferentes redes de información y problemas relacionados con los cultivos.

taller-villanueva

Participantes del taller en Villanueva, Santander, Junio 2015 (1). Photo Credits: Leilan Bermudez

La primera semana de Junio fue dedicada al departamento de Santander donde se visitaron las comunidades de San Gil, Barichara, Villanueva y Curití (Foto 1). La mayoría de los agricultores de estas zonas siembran tabaco y frijol generalmente para la venta. Estos agricultores son de secano, sin acceso a sistemas de riego y con una fuerte dependencia del clima, en especial de la precipitación. La información climática oficial que reciben por medio de radio y televisión es considerada no muy confiable por no estar enfocada a nivel local; mientras las diferencias de suelos, radiación solar, temperatura y precipitación, incluso entre comunidades cercanas, es considerable.

La fecha de siembra representa un momento crítico para el desarrollo del cultivo: por tradición los agricultores de la zona comienzan sus siembras alrededor de semana santa en Marzo/Abril o en Septiembre para la segunda época. En los últimos años se ha vuelto más difícil identificar la fecha de siembra: a veces llegan las primeras lluvias pero no se mantienen, así que la planta sufre de estrés hídrico en el primer mes, crítico para el buen desarrollo del cultivo. Esto es lo que pasó este año 2015 en Villanueva, donde los agricultores sembraron temprano para aprovechar  mejores precios al momento de la cosecha, pero sufrieron pérdidas cercanas al 80% porque después de la siembra hubo más de veinte días sin lluvia (foto 2a). Por otro lado, en Montecitos (San Gil), a unos 25 km de distancia, los agricultores esperaron que las lluvias fueran constantes y el terreno listo para la siembra, logrando un buen desarrollo del cultivo (foto 2b).

Cultivo de frijol afectado por sequia, sembrado a finales de Marzo en Villanueva, Santander, Junio 2015. Photo credits: Genowefa Blundo Canto

Cultivo de frijol afectado por déficit de precipitación, sembrado a finales de Marzo en Villanueva, Santander (2a). Photo credits: Genowefa Blundo Canto, Junio 2015

Cultivo de frijol no afectado por sequia, sembrado en Abril, Montecitos (San Gil), Santander, Junio 2015. Photo credits: Genowefa Blundo Canto

Cultivo de frijol no afectado por déficit de precipitación, sembrado en Abril, Montecitos (San Gil), Santander (2b). Photo credits: Genowefa Blundo Canto, Junio 2015

Don Helí Mejía, un agricultor exitoso de Montecitos que diversifica sus fuentes de ingreso y consumo entre tabaco, frijol, café, cítricos y hortalizas,  habla de la variabilidad climática y de los cambios en la toma de decisiones que los agricultores enfrentan (video abajo).

“Nosotros sembramos siempre un poquito más tardecito, ellos (en Villanueva) siembran más temprano (nota: para aprovechar precios de venta más altos) … pero es un riesgo porque con el cambio climático no sabemos a qué atenernos … Nosotros siempre un poquito más tardecito porque hay que esperar que la tierra se moje … a veces llegan veinte días de verano y se acabó”.

“(La fecha de siembra) ya es una cultura, ya es una costumbre… aunque ya le digo, es una aventura, uno no sabe si siembra adelante o atrás y puede lograrlo… es una aventura, el campo es una aventura”.

“Hace unos 15 años todavía uno podía irse por el tiempo que siempre se sembraba porque el cambio climático no había hecho tanto efecto como ahora (…) los calores más terribles, los veranos más largos, a veces las fuertes tormentas, el viento, el aire seco y el mismo calor no dejan que la nube se venga. Esto es el cambio climático y eso lo hemos ocasionado  nosotros mismos: entre las grandes empresas, la gran industria, los mismos agricultores… y eso nos va acabando la capa de ozono. Ahora uno sale al sol, a veces casi no se aguanta. Afecta en parte y favorece en parte, porque las zonas que eran más frías se están volviendo más cálidas … Entonces le mejora el terreno para los cultivos, pero también el calor lo afecta”.

“Sabemos muy pocos que vamos a recibir información porque la mayoría están así, sin estar actualizados, algunos nos actualizamos por allá en un curso, pero la mayoría a lo que venga (…) uno se actualiza por ejemplo asistiendo a reuniones (…) lo que pasa es que uno a veces no pone en práctica las cosas que aprende”.

“El futuro de la agricultura lo veo según lo manejemos, si la agricultura la vemos de una forma rutinaria, sin planear, esta agricultura nos va llevando cada día a más pobreza, pero si la miramos como una empresita donde se produce todo lo que se va a comer, para vender, de todo lo que uno pueda sembrar. Si la vemos como una empresita doméstica pero productiva podemos manejarla sin esperar lo que uno o el gobierno nos dé o no nos dé. No es un futuro de mucho recurso pero que nos permita la alimentación, que es lo único que podemos disfrutar en la vida’.

El éxito de don Helí, fue motivación para que cinco de sus siete hijos decidieran seguir trabajando en el campo, una prueba que la agricultura todavía puede ser una opción viable para los jóvenes que les permita acceso a una buena calidad de vida.

Después de esta primera ronda de talleres en Santander se hace evidente, entre otras prioridades, la necesidad de información climática confiable, relevante y compatible a nivel local que ayude a los agricultores a adaptarse a la variabilidad y al cambio climático.

Agradecemos especialmente a los miembros de Fenalce y Corpoica, de quienes recibimos valiosa colaboración en la organizacion de los talleres participativos, contacto con los agricultores y relización de las entrevistas con actores claves.



*  El proyecto Servicios agroclimáticos e información de seguridad alimentaria para una mejor toma de decisiones – AGROCLIMAS es implementado en Colombia,  Guatemala y Honduras por CIAT y Bioversity International con sus partners (CIPIRIILRI) y soportado por el programa CCAFS.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Share this:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


*

about CIAT

If you could answer these three short questions, that would be really appreciated http://dapa.ciat.cgiar.org/we-want-to-know-our-readers/

Our Latest Presentations