We have moved!

The bigger, better, brand new DAPA blog is here (link)


Please note this Blog is not updated anymore.

We have moved! -- CLICK HERE --
Decision and Policy Analysis Research Area – DAPA

¿Está Colombia preparada para el Niño y la Niña?


Uno de los principales problemas de la agricultura en Colombia son los eventos climáticos extremos que conllevan a dos principales fenómenos;  Inundaciones por exceso de precipitación “niña” y el incremento de temperaturas en zonas vulnerables que generan sequias “niño”. El primero se caracteriza por temperaturas de la superficie oceánica inusualmente frías en la parte central y oriental del Pacífico tropical, mientras que El Niño se caracteriza por temperaturas anormalmente cálidas en la superficie del océano. Ambos fenómenos están íntimamente ligados a los cambios de la presión atmosférica y de los patrones de circulación a gran escala, estos se consideran las fases opuestas de la interacción océano-atmósfera en la región, que se denomina “El Niño, Oscilación Austral (ENOA)”. Ambos fenómenos, alteran el régimen habitual de las precipitaciones y la circulación atmosférica de las latitudes tropicales, estos fenómenos tienen repercusiones generalizadas en el clima de muchas partes del mundo, en especial en zonas tropicales.

Anomalias

Figura 1: Eventos de anomalía observados en intervalos anuales en la temperatura oceánica, se prevé para el futuro el incremento. Según NOAA

La naturaleza y la gravedad de los impactos a fenómenos climáticos extremos no dependen  solo de los propios fenómenos sino también de la exposición y la vulnerabilidad’ IPCC.

 

ESCENARIOS ESPERADOS

Según el IPCC, el número de eventos climáticos extremos seguirá aumentando. Esto unido a la creciente vulnerabilidad humana para responder y adaptarse en un lapso corto de tiempo, está transformando los eventos extremos en desastres climáticos que puede retrasar incluso el índice de desarrollo en un país dependiente de fuentes agroeconómicas, un ejemplo de estos efectos son:

• Aumento en la frecuencia y severidad de las olas de calor.

Clima Futuro

Figura 2: Incremento de temperatura en un siglo según el IPCC

 

Veranos más secos y largos, esto llevara a un mayor estrés calórico en la fauna y la flora, daños a las cosechas, incendios forestales y presión sobre las reservas de agua. Además y un crecimiento importante en la demanda de energía para responder a las emergencias.

 

Lluvias más intensas. Estas producen aumento en las inundaciones de algunas regiones, lo que a su vez ocasiona mayores deslizamientos de tierras, avalanchas e importantes variaciones regionales.

 

Precipitacion

Figura 3

Figura 3. Los cambios en las precipitaciones sobre América Central y del Sur de las simulaciones MMD-A1B. Media anual de la precipitación  variable entre los años 1980 a 1999 y 2080 a 2099, con un promedio de más de 21 modelos usados. Muestra una disminución de precipitación media en el norte de Sudamérica, cerca de la costa del Caribe, así como sobre una gran parte del norte de Brasil, Chile y la Patagonia, mientras que se prevé que aumente en Colombia, Ecuador y Perú, alrededor del ecuador y en el sudeste de América del Sur. IPCC

 

Caso Colombia

Eventos Climaticos Colombia

Hechos que afectan la producción agricultural en Colombia.

El sector agrícola en Colombia es una de las principales fuentes de economía del país, por esta razón es necesario tener control sobre cultivos, producciones y tener la mente clara en cuanto a nuevas oportunidades de implementación de sistemas de respuesta inmediata ante las amenazas climáticas,  Esto se reflejo durante las epocas invernales anteriores ocasionando grandes perdidas en areas productoras, incidiendo directamente en el incremento del costo de adquisicion, perdida de inversion y un retraso  economico para el pais.

El Ministerio de Agricultura reporta que el número de hectáreas dedicadas a la agricultura y la ganadería que están inundadas asciende a 380 mil. A esto se suma la pérdida de más de 30 mil semovientes y el traslado súbito de más de 1.3 millones de animales. También se registra una pérdida importante de especies menores. En algunos municipios se reportan pérdidas hasta del 100% en cultivos de auto subsistencia. . En las zonas urbanas se registra la pérdida de empleos de jornaleros y mujeres dedicadas a labores domésticas, así como de las personas que debieron hacer frente a la reubicación de sus familias. La actual afectación en cultivos tendrá un impacto en el periodo de siembra del primer semestre de 2011 por la escasez de semillas e insumos agrícolas. Segun OCAH 2010 (Oficina de las naciones unidas para la coordinación de  asuntos humanitarios)

En cuanto a la desertificación se estableció que 193.510 Km2, 16.95 % del territorio nacional, se encuentra afectado por este fenómeno. 78.9% de las zonas secas del país presentan diferentes niveles de desertificación, derivados principalmente de la erosión y salinización, añadiendo el crecimiento exponencial anual que se presenta debido a las incidencias climáticas y de manejo inadecuado de la tierra.

Con relación a la compactación que posibilita potencial mente la retención de agua y el desarrollo radicular se determinó que aproximadamente 74% del territorio nacional es susceptible a esta problemática, presentándose especialmente en los valles interandinos, el Caribe y la Orinoquia. Según: tercer informe nacional de implementación de la convención de naciones unidas de lucha contra la desertificación.

 

Riesgo

Enfoques de adaptación y gestión de riesgos de desastres para reducir y gestionar los riesgos de un clima variable. IPCC

 

Generar modelos, precisar un clima futuro con zonas posiblemente afectadas y publicar, no es suficiente para tomar medidas de adaptación a las variabilidades de los fenómenos climáticos que suceden a corto y mediano plazo, mas aun cuando las políticas están levemente fortalecidas, falta compromiso de los actores politicos e institucionales, prioridad de inversion, falta alianzas con el sector público, privado y académico para la implementación de la medida, un cambio de estos paradigmas con actores mas comprometidos, minimizaria el riesgo de pérdida de cobertura agricultural asegurando un futuro para la prosperidad alimentaria.

Una buena estrategia que se requiere implementar es:

  • Generar un mapa de inundaciones históricas registradas y futuras en base a la frecuencia de precipitaciones futuras, teniendo en cuenta las anomalías climáticas que posee el IDEAM y NOAA.
  •  Identificar Zonas desertificadas y caracterización de índices de temperatura alta según el histórico registrado, para registrar lugares con futuro potencial de vulnerabilidad.
  • Caracterización socioeconómica de la demografía para identificar las posibilidades de respuesta de los principales productores vulnerables.
  • Mapa de caracterización de suelos e identificar los suelos en zonas de alta retención de fluidos para la ubicación lugares con riesgos de erosión, inundación y deslizamientos.
  •  Generación de planes de emergencia para la adaptación temprana por medio de programas de capacitación; con ello se espera una creación de Sistemas de drenajes de emergencia, dotación de equipos tecnológicos a  productores vulnerables y sistemas de almacenamiento de agua para proveer sistemas de irrigación a  cultivos afectados en épocas de sequia.

Una buena estrategia basada en lineamientos de colaboración en equipos de trabajo de diferentes instituciones como CIAT, IDEAM, IGAC y MADR puede fortalecer las políticas entre instituciones multisectoriales, generando datos reales, constantes y actuales a través de diferentes  metodologías que conllevan a la toma de decisiones de estrategias para la adaptación frente a los eventos extremos del cambio climático que se esperan para el país.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Share this:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


*

about CIAT

If you could answer these three short questions, that would be really appreciated http://dapa.ciat.cgiar.org/we-want-to-know-our-readers/

Our Latest Presentations