We have moved!

The bigger, better, brand new DAPA blog is here (link)


Please note this Blog is not updated anymore.

We have moved! -- CLICK HERE --
Decision and Policy Analysis Research Area – DAPA

Manejando la evidencia: un nuevo perfil conectando evaluadores con formuladores de políticas

English version (Link)

 

picture copiaEl Miercoles pasado, en la Conferencia ReLAC recibimos un choque con la realidad sobre cuál es la información más relevante para los formuladores de políticas cuando leen evaluaciones de impacto. Según el ministro de salud del Perú, Aníbal Velásquez Valdivia, la única cosa que lee de una evaluación de impacto es la parte de recomendaciones. Nos contó sobre su experiencia previa como evaluador, como él escribía grandes introducciones y secciones largas de metodología porqué pensaba que eso daba más credibilidad a su investigación con respecto a los formuladores de políticas. Sin embargo, una vez del otro lado, se dio cuenta que la única cosa que él necesita de un estudio de este tipo es una sección de recomendaciones sólidas y útiles. Una vez haber entendido que un programa en proceso de evaluación no está funcionando como debería y es defectuoso, su único interés es contar con información basada en la evidencia de cómo mejorarlo. Concluyó que no hay que poner todo el esfuerzo en la identificación del problema, pero de enfocarse también en encontrar soluciones.

A pesar de su importancia, la sección de recomendaciones es, a menudo, la parte más débil de una evaluación, en la cual el investigador hace grandes desvios a partir de los resultados o recomienda cosas muy generales como “el programa necesita focalizarse mejor”.

Medio en broma, medio en serio, tocó un tema muy relevante que él llama ‘’la necesidad de una nueva figura’’: un puente entre los investigadores y los decisores políticos, un grupo de personas que saben procesar la información científica y transformarla en recomendaciones para los formuladores de políticas. Valdivia explicó que las recomendaciones científicas a menudo no son viables en la práctica. Es el rol de esta nueva figura entonces, de tomar las recomendaciones y analizarlas bajo el lente socio-económico y político. Se trata de personas que entienden no solamente el funcionamiento de las políticas públicas si no también la investigación rigurosa, y que pueden fortalecer este vínculo de comunicación que actualmente es débil. El ministro invita a la creación de un gestor del conocimiento quien hace que la información científica derivada de las evaluaciones de impacto sea viable para los formuladores de políticas, los cuales tienen que tomar decisiones.

RELACVelásquez Valdivia acentuó la importancia de diferentes tipos de estudios (entonces diferentes tipos de evaluaciones) necesarios en diferentes momentos del ciclo político: un formulador de políticas necesita información diferente al principio de un programa, durante la implementación, y cuando se acerca el cierre del programa. Los evaluadores que desean dar información relevante a los formuladores de políticas entonces necesitan tomar en cuenta el ciclo político.

En programas o proyectos que quieren influenciar las decisiones políticas, es entonces prioritario adaptar lo que se produce y comunicar la información al momento adecuado para lograr este objetivo.

Estas cuestiones ponen nuevos desafíos para los evaluadores que desean influenciar la toma de decisiones:

  • ¿Cómo se puede conciliar el ritmo más lento de la investigación rigurosa con los tiempos de la toma de decisiones en las políticas públicas?
  • ¿Cómo se pueden crear grupos efectivos que trabajan juntos para proporcionar evidencia, recomendaciones y proponer soluciones?

 

Por: Fanny Howland  y Genowefa Blundo Canto

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Share this:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


*

about CIAT

If you could answer these three short questions, that would be really appreciated http://dapa.ciat.cgiar.org/we-want-to-know-our-readers/

Our Latest Presentations