We have moved!

The bigger, better, brand new DAPA blog is here (link)


Please note this Blog is not updated anymore.

We have moved! -- CLICK HEREe --
Decision and Policy Analysis Research Area – DAPA

¿Qué tan vulnerable es la Cuenca Alta del río Cauca frente al Cambio Climático?

La respuesta a esta inquietante pregunta, que afecta la vida y la seguridad alimentaria de cerca de 9 millones de colombianos ubicados en los departamentos de Caldas, Cauca, Quindío, Risaralda y Valle del Cauca, ha sido el principal motor de los investigadores del proyecto Agricultura, Vulnerabilidad y Adaptación (AVA).

Foto por Neil Palmer (CIAT)

Foto por Neil Palmer (CIAT)

La Cuenca Alta del río Cauca es un eje socioeconómico muy dinámico e importante para la economía del país, especialmente en materia de producción agrícola a través de los  cultivos de café, caña de azúcar, plátano, frutales y fríjol. Sin embargo, los actuales cambios de las condiciones climáticas pueden afectar la producción de alimentos, desestabilizando y provocando pérdidas de los cultivos, reducción de las fuentes de riego e inseguridad  alimentaria de millones de colombianos que dependen de la agricultura.

 En el futuro cercano, la agricultura colombiana se podrá ver mucho más afectada por el cambio climático, si no se toman medidas adecuadas a tiempo. Es por esto que vale la pena preguntarse ¿Qué pasará, por ejemplo, con los cultivos de café y caña de azúcar en el futuro? ¿A qué se dedicarán los hoy caficultores y cañicultores? ¿Será cosa de sentarse a esperar y resolver el afán de cada día?

CDKN Cauca - AVA Logo Final El proyecto AVA, en equipo con las instituciones socias y con las comunidades campesinas e indígenas de esta región, invirtió alrededor de 3 años de trabajo (2011-2013), para contribuir en la búsqueda de soluciones que ayuden a prevenir o a superar los retos que se enfrentarán en el futuro cercano en Colombia, año 2030 y 2050, y a servir como referente para otros países del mundo.

Los investigadores del proyecto, liderados por Andy Jarvis, Director del Área de Investigación en Análisis de Políticas (DAPA) del CIAT,  tuvieron como principal objetivo desarrollar una metodología que permita cuantificar y analizar la vulnerabilidad de los sistemas productivos de la Cuenca Alta del río Cauca, para apoyar la toma de decisiones acerca de la planificación de los procesos productivos, así como la sostenibilidad y la conservación de la cuenca.

 Al realizar un análisis de vulnerabilidad, que identificó las zonas geográficas y sistemas productivos más susceptibles a daños o perjuicios ocasionados por la variabilidad climática y el cambio climático, de forma participativa se seleccionaron los indicadores empleados para estimar los factores de sensibilidad, exposición y capacidad adaptativa, así como la clasificación de las cuatro dimensiones que enmarcan la vulnerabilidad (biofísica, político-institucional, económica-productiva y socio-cultural). Este enfoque multidimensional buscó incorporar en el análisis otros factores determinantes de la vulnerabilidad, además de los cambios del clima.

La metodología AVA permite identificar la vulnerabilidad presente y futura (2030 y 2050) de las zonas geográficas y de los sistemas productivos, así como el cambio de las áreas que presentan rangos climáticos aptos o con un margen de adaptabilidad para los cultivos de la zona (cambio de aptitud climática). Esto permitirá identificar oportunidades para los sistemas productivos de la cuenca frente al cambio climático a futuro.

Aquí algunos de los resultados más significativos:

  • Las áreas de piedemonte de la Cuenca Alta del río Cauca presentan niveles de vulnerabilidad más altos. A nivel departamental, Valle del Cauca, Caldas y Cauca presentan mayores índices de vulnerabilidad, mientras Quindío y Risaralda menor vulnerabilidad.
  • A nivel de sistemas productivos, los cultivos de caña de azúcar y café presentan los mayores niveles de vulnerabilidad en los departamentos de Cauca y Valle del Cauca, mientras que en Caldas se registra mayor vulnerabilidad para los cultivos de café y plátano. Los cultivos de cacao, fríjol y papa presentan menor vulnerabilidad en comparación con el resto de cultivos estudiados.
  • En el caso de la caña de azúcar, se espera un incremento de área apta para este cultivo en municipios de los departamentos de Quindío y Valle del Cauca.

Y ahora que se conocen los resultados, ¿qué acciones pueden emprenderse?

Esta metodología para el análisis de vulnerabilidad es un insumo valioso para la formulación de políticas públicas y el diseño de estrategias adecuadas para disminuir la vulnerabilidad ante el cambio climático. Así lo están percibiendo entidades como la Secretaría de Agricultura de Caldas y la Subdirección de Planeación de Corpocaldas, quienes están interesados en aplicar la metodología para proponer iniciativas encaminadas a contribuir con el mejoramiento agropecuario en Caldas, y para fortalecer el Plan de Ordenamiento Territorial (POT).

Claro está este análisis de vulnerabilidad también da la oportunidad de pensar en grande a nivel de formulación de políticas de desarrollo compatible con el clima a través de las cuales  sea posible replicar la metodología AVA en otras regiones de Colombia; priorizar las intervenciones de adaptación; planificar y zonificar áreas agroambientales; y planificar el desarrollo, a escala local, municipal, departamental  y regional. Todo esto encaminado a identificar futuras oportunidades para Colombia de cara al cambio climático.

Tres recomendaciones finales

  • En tanto que los sistemas productivos son dinámicos, resulta necesario monitorear constantemente la vulnerabilidad y ajustar las estrategias de adaptación para maximizar su impacto potencial. Es decir, hay que fortalecer los sistemas de información que manejan datos socioeconómicos y biofísicos, consolidar las encuestas agropecuarias y los censos nacionales para seguir midiendo las variables que generan la vulnerabilidad a largo plazo.
  • Dado que los sistemas productivos con mayor soporte tecnológico, mejores servicios de transferencia y representatividad gremial tienden a presentar mejor capacidad adaptativa y a ser menos sensibles frente al cambio climático, el llamado es a priorizar acciones dirigidas al fortalecimiento sectorial, gremial e institucional, la inversión pública local en tecnologías y sistemas productivos, para garantizar mayores niveles de productividad.
  • Colombia es un país con alta diversidad de ecosistemas y formas de vida donde, a través de análisis de vulnerabilidad, se puede facilitar el diseño de enfoques diferenciales de políticas y programas para los pequeños y grandes productores, priorizando la seguridad y soberanía alimentaria.

 

image002

El proyecto AVA contó con la financiación de la Alianza Clima y Desarrollo (CDKN por sus siglas en inglés) y la participación de socios como Universidad del Cauca, Universidad de Caldas, Cenicafé y el Área de Investigación en Análisis de Políticas (DAPA por sus siglas en inglés) del CIAT. Así mismo contó con el apoyo del Departamento Nacional de Planeación (DNP), Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural (MADR), Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible (MADS) y el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (IDEAM).

Conozca más de cerca los resultados del Proyecto AVA

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Share this:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

about CIAT

If you could answer these three short questions, that would be really appreciated http://dapa.ciat.cgiar.org/we-want-to-know-our-readers/

Our Latest Presentations