We have moved!

The bigger, better, brand new DAPA blog is here (link)


Please note this Blog is not updated anymore.

We have moved! -- CLICK HEREe --
Decision and Policy Analysis Research Area – DAPA

Taller Regional: Mitigación del Cambio Climático en la Agricultura en LAC

Taller Regional

 Mitigación del Cambio Climático en la Agricultura: Desarrollo y ejecución de medidas de mitigación adecuadas a cada país (NAMAs) en el sector agrícola de América Latina.

 Montevideo, 26 y 27 de julio de 2012

Organizadores: REGATTA, PNUMA, BID, ITDT

 

Resumen

1.       Contexto

 Se ha observado una tendencia creciente de emisiones de GEI para región de LAC, y se prevé que esta tendencia continúe en la próxima década. Esta tendencia está determinada en gran medida por la tendencia también creciente, tanto global como para América Latina, de la demanda mundial de alimentos, en la década pasada como en la que viene. Al interior de América Latina, el Mercosur es la región que más pesa en la producción y comercio de productos agropecuarios.

Algunos de los factores que se identificaron como dinamizadores del crecimiento son: demanda creciente por alimentos, por agroenergía y por alimentos para turismo, este último para el caso específico de centro América, e igualmente la tendencia al alza de los precios. Por su parte, los factores que se identificaron como limitantes para el incremento de la producción de alimentos en la región son: área agrícola relativamente limitada, la ampliación necesariamente se hará en áreas con baja productividad pero con alta importancia ambiental, la recurrencia de efectos extremos que afectarán la producción, agua limitada para riego, insuficiente inversión en investigación y desarrollo tecnológico y en infraestructura.

Aunque hay comprensión sobre la gravedad del cambio climático para los países, el desarrollo de la política sectorial en este aspecto es incipiente, especialmente en el sector agropecuario. La percepción dominante es que la principal cuestión a atender en la agricultura es la adaptación y no la mitigación. No obstante que algunos informes señalan que 70% del potencial de mitigación en el sector agrícola reside en los países en desarrollo, hay escepticismo sobre la capacidad de reducir sus emisiones totales, incluso se planteó, por parte de algunos representantes gubernamentales, que es más probable esperar un aumento de emisiones en países en desarrollo con economías basadas en el sector agropecuario, y que gran parte de los esfuerzos para mitigar deben pasar por otros sectores  (industria, transporte, etc.) y por los países que más emiten. Esto último soportado en el hecho de la importancia del sector que soporta la alimentación de la población. No obstante, reconocen que existen oportunidades de utilizar estrategias que aumentan la producción de alimentos (aumento de la eficiencia de manera sustentable) con menor intensidad de emisiones (menores emisiones de GEI por unidad de producto).

No obstante otro grupo de participantes considera que las oportunidades para mitigación que se abren en el sector agrícola son múltiples, de relativamente bajo costo y con importantes beneficios de desarrollo y para la adaptación, y que los NAMAs podrían jugar un papel preponderante en avanzar hacia una agricultura baja en carbono que permita una inserción en forma más competitiva en mercados externos, y que este es un momento clave para aprovechar iniciativas internacionales de apoyo y explorar opciones en América del Sur. Sin embargo, reconocen que existen grandes  barreras para su implementación, como el hecho de que las  emisiones provienen de millones de pequeñas fuentes, lo cual hace que el control sea extremadamente difícil y costoso.

Existen una serie de desafíos en materia de política que se deben atender con el fin de considerar la mitigación en la agricultura: i) La coordinación de políticas macro con la política sectorial, ii) la identificación y cuantificación de impactos macroeconómicos, iii) la necesidad de conciliar los instrumentos de política y los incentivos vigentes, iv) la necesidad de integrar la mitigación a los otros objetivos tradicionales de las políticas agrícolas, v) la diseminación de la relevancia de la mitigación entre los actores privados que, en muchos países de la región, lideran el proceso de transformación e innovación tecnológica.

Para el caso específico del Uruguay, se presentaron algunas alternativas para la reducción de emisiones o para la captura de carbono como: secuestro de C en pastizales degradados, secuestro de C en forestación para abrigo y sombra, y gestión sostenible de monte nativo, reducción de emisiones de metano en efluentes líquidos de cadenas láctea, cárnica y ovina, aumento de la eficiencia en la ganadería de carne para reducir emisiones relativas de metano entérico, bioenergía para sustitución de petróleo.

Finalmente se presentó un resumen de la situación de los NAMAs en Latinoamérica, el cual se puede consultar en:  http://namapipeline.org/

2.       NAMAs asuntos metodológicos y resultados de algunos estudios

 Se presentó una lista de pasos necesarios para el desarrollo de un NAMA:

Información necesaria para un NAMA es:

  • Análisis de situación actual
  • Análisis de vulnerabilidad e impacto
  • Inventarios de GEI
  • Medidas de mitigación prioritarias
  • Proyecciones BAU y de escenario de mitigación
  • Estimación de costos y beneficios de desarrollo
  • Propuesta de MRV
  • Análisis de factibilidad de implementación (marco legal e institucional, aceptabilidad)
  • Actores involucrados

Dentro de los actores claves y las responsabilidades para la formulación e implementación de un NAMA están:

Equipos técnicos (Gobierno, Academia, ONGs, sector privado): Identificación de oportunidades, Diseño de políticas y sistemas MRV, Análisis de impacto, Implementación

Tomadores de decisión (Gobierno): Priorización y selección de NAMAs, Contacto con potenciales donantes, Decisión final sobre financiamiento/ MRV, Compromiso para la implementación

Sector privado: Información, Identificación de oportunidades y barreras de implementación y financiamiento, Implementación

Proveedores de financiamiento: Selección de NAMAs a financiar, Negociación de condiciones de financiamiento y MRV, Provisión de fondos

Sociedad civil: Información, Identificación de barreras de implementación, Identificación de impactos sobre el DS, Apoyo

Algunos de los criterios de priorización identificados fueron:

  • Costo: medidas de bajo costo/ costo marginal negativo
  • Impacto económico: aumento de productividad
  • Impacto comercial: aceptación de productos en mercados internacionales
  • Impacto sobre el desarrollo: pobreza, seguridad alimentaria, empleo, protección ambiental
  • Adaptación: resiliencia climática
  • “Pragmatismo”: ¿qué NAMAs son más proclives a atraer financiamiento y bajo qué condiciones?

Algunos de los elementos del MDL que se pueden provechar en los NAMAs son:

  • Benchmark (ej. mejor 20%)
  • Mejora de eficiencia autónoma
  • Determinación de emisiones de la línea de base: eficiencia de equipamiento desplazado, grupo de control, encuestas
  • Factores de emisión (Históricos, IPCC, Standarizados)
  • Factor de emisiones de la red eléctrica
  • Asignación de emisiones entre varios productos de un mismo proceso (ej. Biocombustibles)
  • Herramientas metodológicas (Consumo de combustibles o electricidad, Metano por disposición de residuos, Compostaje, Digestión anaeróbica)
  • Uso de modelos
  • Muestreo

Algunos de los retos metodológicos son:

–          Generar información adecuada soportada con mediciones de campo

–          Incorporar en los estudios diferentes variables biofísicas que permitan entender de una manera más adecuada los factores determinantes de las emisiones a nivel de algunas localidades claves, y posteriormente tratar de estandarizarlas para localidades con similares condiciones

–          Un mayor avance en el desarrollo de las metodologías MRV

En cuanto a resultados de estudios, se presentaron estudios sobre resultados de un estudio sobre el efecto  de  inhibidores  del  nitrógeno  sobre emisiones  de  óxido  nitroso  en  pradera  permanente en Chile, en el cual se encontró que la emisión de N-N2O fue significativamente reducida (9-29%) con la aplicación combinada de los inhibidores del nitrógeno (IU y/o IN) y urea, y que las emisiones de N-N2O en el Andisol por la aplicación otoñal de urea fueron bajas (<140 g N-N2O ha-1), aunque la aplicación de urea aumentó las emisiones de N-N2O en 281%. Los factores de emisión medidos en condiciones de campo (urea e inhibidores de N aplicados solos o combinados) fueron un décimo (0,052-0,114%) de los valores reportados por la literatura y PICC (valor por defecto, 1%).

Igualmente se presentó otro estudio sobre la evaluación de diferentes tecnologías para optimizar el uso del Nitrógeno en las actividades  agrícola-ganaderas. Fuentes de N  menos  volátiles e   Inhibidores de liberación de N, tecnologías de aplicación, localización y partición de dosis, fertilización variable, fijación biológica de N  en gramíneas, fijación biológica  de N en leguminosas megatérmicas (forrajeras), y secuencias de cultivos en rotación agrícola. Los resultados encontrados fueron: i) la incorporación de tecnologías específicas como los inhibidores de la volatilización de urea y fijadores biológicos no simbióticos reducirían emisiones en un 5,8% por tonelada de grano producida de maíz y trigo, ii)  La reducción de emisiones totales en toneladas de CO2 eq, para los cuatro cultivos analizados, resultó en 3,7% para el año 2020, iii) Las rotaciones con cereales tienen un impacto relevante en las emisiones totales y por unidad de producto, iv) en el N Bs As, las emisiones totales del monocultivo de soja (por hectárea) fueron un 30-36% superiores a las rotaciones con cereales; y  entre 89% y un 150 %  superiores en  toneladas de CO2 por tonelada de grano, v) en ganadería, un incremento del porcentaje de destete promedio nacional del 63% al 70%, y una invernada  de menor duración , darían lugar a una disminución del 16% en las emisiones por kilo  de carne producido.

 3.       Financiación

 Algunas lecciones aprendidas de procesos anteriores relacionados con reducción de emisiones son:

 Es necesario considerar aspectos sobre la financiación de los procesos de diseño y monitoreo

  • Es importante la Identificación de necesidades y barreras desde el principio, ya que todas las barreras y necesidades no son necesariamente financieras
  • Es necesario que se aplique un enfoque integrado (p ej. cadenas de producción)
  • Es necesario la consolidación de programas a partir de proyectos claramente identificados y coordinados con las metas del programa, y contar con la capacidad institucional para hacerlo
  • Identificación clara de metas y de un procesos de monitoreo y seguimiento
  • Identificación de co-beneficios, y que sean considerados a la hora de la toma de decisiones
  • Identificación ex ante de los costos de diseño e implementación de los esquemas de monitoreo y verificación, y asegurarse que estén acordes a los beneficios esperados
  • Diseño y implementación de pilotos que permitan replicabilidad

 Algunos de los desafíos que se identificaron en cuanto al financiamiento de programas de mitigación son: i) la necesidad de asegurar que los programas de financiación internacionales se ajusten a necesidades nacionales de desarrollo, apoyar procesos programáticos y de transformación a largo plazo, ii) asegurarse de movilizar/apalancar recursos del sector privado y asegurar su participación, iii) tener resultados reales en cuanto a medio ambiente, que sean monitoreados, verificados y reportados, iv) abrir oportunidades de trabajo con instituciones financieras y agentes de desarrollo locales.

En este último aspecto, se identificaron algunas consideraciones de estrategias y productos para el financiamiento climático en función de la experiencia en México. En cuanto a arreglos administrativos, resulta fundamental la definición de las cláusulas de conflicto (penalizaciones, legislación resolución de controversias, etc.), ya que en materia ambiental estos aspectos son relativamente nuevos, lo que puede aún empeorar los tiempos que los procedimientos administrativos suelen tomar antes de la implementación de una línea de crédito. Las iniciativas de mitigación y adaptación deben estar enmarcadas dentro de proyectos para ser susceptibles de financiamiento, y deben ir acompañadas de un fuerte proceso de capacitación a los productores acerca de las nuevas tecnologías o sistemas a introducir. Este tipo de iniciativas siempre demandan una contraparte de los productores, y muy conveniente si vienen enmarcados dentro de un esquema de financiamiento que involucre al Gobierno y a otra contraparte del sector privado. Lo mínimo necesario para empezar con el involucramiento de  las instituciones financieras es definir unas reglas claras y sencillas, tener una muy buena difusión y capacitación de las tecnologías a introducir y con un conocimiento claro de los beneficios que dichas tecnologías ofrecerán a los productores, y finalmente, contar una alianzas estratégicas que garanticen la fortaleza institucional de la iniciativa.

Igualmente se explicaron los avances en materia del fondo verde del clima (Green Climate Fund) http://unfccc.int/cooperation_and_support/financial_mechanism/green_climate_fund/items/5869.php

4.       Otros elementos del taller

 PNUMA presentó el proyecto REGATTA http://www.cambioclimatico-regatta.org/index.php/en/. Las prioridades de mitigación en este proyecto son: i) asistencia técnica a los tomadores de decisiones de las instituciones públicas, ii) fortalecimiento de capacidades de los puntos focales de Cambio Climático en mitigación, iii) desarrollo de nuevas iniciativas dirigidas a la mitigación de Cambio Climático y determinar su factibilidad, iv) apoyar la implementación y diseminación de iniciativas globales de PNUMA en mitigación y transferencia de tecnología en la región. Igualmente se presentaron los sectores prioritarios por región (Caribe, Mesoamérica y México, países andinos y cono sur) las necesidades, las prioridades de gestión de conocimiento y las prioridades de REGATTA. En el caso de mitigación, las prioridades REGATTA son:

Países Andinos: Apoyar la identificación/diseño de NAMA (incluyendo definición de NAMA, lecciones aprendidas e intercambio de experiencias sobre NAMA) y apoyo para el establecimiento de sistemas de MRV, incluyendo medidas y cuantificación de reducción de emisiones de GEI por las intervenciones de políticas.

Mesoamérica y México: Apoyo para el desarrollo de mercados locales de carbono.

También se presentó la página Finanzas de Carbono http://finanzascarbono.org/. Plataforma sobre financiamiento de carbono para América Latina.

 5.       Conclusiones del taller

–          En la región LAC, el sector agropecuario es altamente relevante, y de importancia en el suministro de alimentos a nivel global, pero al mismo tiempo es una de las principales fuente de emisiones.

–          En cuanto a la negociación internacional, las Namas serán un importante instrumento para la mitigación del cambio climático, se dispondrá de fondos (p ej. Green Fund) para desarrollar actividades, y también para realizar algunos estudios. No obstante, los avances son lentos, y todavía existen muchos vacios en cuanto a definiciones sobre aspectos claves, las cuales no se esperan sean resueltos en el corto plazo.

–          En los países en desarrollo aún persiste una gran necesidad por una mejor coordinación institucional al interior de los países, al igual que en los arreglos con las instituciones internacionales de apoyo, y la necesidad sentida de involucrar al sector privado.

–          Existen muchas barreras para la implementación de las NAMAS, y un paso importante es poder identificar, cuantificar y difundir todos los co-beneficios de las NAMAS (incremento en productividad, mayor eficiencia de los procesos, adaptación, aportes al desarrollo sostenible, herramientas para barreras al comercio, etc.).

–          Es necesario aprovechar la experiencia de tiene LAC en el desarrollo de MDL, y sacar ventaja de movimientos más rápidos a nivel global en la materia.

–          El sector académico a tomado la iniciativa de generar investigación acerca de los cálculos de los factores de emisión para diferentes ecoregiones. No obstante, es necesario seguir avanzando en más estudios de investigación que permitan consolidar dichos resultados.

–          A pesar que todavía existen muchos vacios en materia metodológica y de resultados de investigación, existen algunas aproximaciones que se pueden emplear. Igualmente valioso resulta revisar y adaptar algunos de los elementos ya desarrollados para los MDL.

–          Ya existen tecnologías que pueden ayudar a la mitigación, y que incluso muchas de ellas ya están disponibles a nivel comercial. Sin embargo, la difusión de dichas tecnologías aparece como una barrera importante, al igual que la necesidad de adecuación de los marcos institucionales y regulatorios.

–          Existe disponibilidad de fondos, compromisos y voluntades, no obstante el contexto financiero global es problemático e incierto. Se espera un mayor “blend de financiamiento”: participación pública y privada, nacional e internacional.

Contactos:

Daniel Perczyk. ITDT

dp@itdt.edu

Roberto Borjabad. PNUMA

roberto.borjabad@unep.org

 

Link presentaciones

http://finanzascarbono.org/comunidad/pg/file/group:168604

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Share this:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

about CIAT

If you could answer these three short questions, that would be really appreciated http://dapa.ciat.cgiar.org/we-want-to-know-our-readers/

Our Latest Presentations